Cómo elegir un buen sofá

Hoy os queremos hablar de cómo elegir un sofá duraderoSi cuando compras un sofá, eres de las personas que no sólo busca una estética, sino que tratas de que ese sofá sea duradero, de calidad y a un precio contenido, entonces, no te puedes perder los consejos que hoy te traemos.

Analiza tu situación, antes de comprar un sofá

Si buscas cómo elegir un sofá duradero, lo primero que tienes que hacer antes de nada, es analizar tu situación actual.

El gasto de un sofá, en ocasiones, supone un desembolso importante, y lo que no puedes permitirte, es estar comprando un sofá nuevo cada poco tiempo.

Por eso, antes de comprar uno, párate a analizar tu situación.

¿Eres soltero? ¿Vives en pareja? ¿Tienes niños, mascotas…? Todas estas preguntas son fundamentales para elegir adecuadamente tu compra.

Además, cuando tengas todo esto claro, te recomendamos que cuando te decidas a comprarlo, lleves anotados los siguientes apuntes: las medidas del salón, su distribución dibujada en un pequeño plano y también el número de personas que lo van a utilizar.

Recuerda que cuanta más información tengas, más fácil será elegir online.

sofás duraderos

Revisa el armazón

El armazón de un sofá, es como el chasis de un coche. Es la estructura que soporta todo lo demás, y sobre él descansa el sistema de amortiguación, los cojines, el respaldo… Etc. 

Normalmente los armazones se hacen con tableros de madera, listones de pino macizo frecuentemente, y en algunos casos la combinación de madera y tablero que también produce buenos resultados.

Los sofás de calidad de gama más alta de todas, suelen tener armazones metálicos, de acero o aluminio, pero no es lo normal ver este tipo de armazones en los modelos tradicionales de sofás que estamos acostumbrados a ver.

La postura corporal y la comodidad son importantes

Igual que pasa con los colchones, en función del uso que le vamos a dar al sofá, la comodidad puede ser subjetiva. En lo que nos tenemos que fijar siempre es en el relleno del sofá.

Asegúrate de que el relleno sea de calidad, por ejemplo, una espuma de alta resistencia, ya que estos materiales se deforman poco.

Por último, para que no te cueste levantarte,  y por lo tanto no tengas que hacer tanta fuerza, es importante que cuando te sientes en un sofá, las caderas, no queden más hundidas que las rodillas.  Al apoyar la espalda contra el respaldo del sofá en un ángulo recto, los pies deben estar apoyados en el suelo. En esta postura, los riñones y la zona lumbar deben estar protegidos por el propio relleno, para evitar que el cuerpo se deslice.

cómo elegir un sofá duradero

Analiza los sistemas internos del sofá

Para saber cómo elegir un sofá duradero, tenemos que saber qué sistemas internos lleva el que vamos a adquirir.

Para ello, tenemos que mirar que ha dichos sistemas internos, se les fija algún material antes de recibir al asiento. En el caso del acero se puede utilizar guata y / o algo más para evitar que el metal erosione a los otros materiales, sobre las cinchas se puede poner una capa de espuma fina.

Además los sistemas mecánicos internos, han de ser suficientemente fuertes como para que deslicen adecuadamente, a la vez que no permitan que se doblen, cuando nos sentamos en los extremos del asiento, con el extensible totalmente estirado.

sofás fama en Madrid

Y si necesitas más información, sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros.

¡¡Hasta muy pronto!!

0

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito

loader
Call Now Button